En este momento estás viendo Zona Franca de Sevilla: ¿Feliz año?, Feliz futuro.

Zona Franca de Sevilla: ¿Feliz año?, Feliz futuro.

Los retos más ambiciosos vendrán de la mano de grandes entidades empresariales que se han mostrado interesadas, aquí y ahora, en ubicarse en nuestro recinto.

TRIBUNA ABIERTA por Alfredo Sánchez Monteseirín: https://sevilla.abc.es/opinion/sevi-alfredo-sanchez-monteseirin-zona-franca-sevilla-feliz-feliz-futuro-202012190817_noticia.html

Con la adjudicación, por fin, a “Telefónica, ingeniería de seguridad” del vallado perimetral de su ampliación, la Zona Franca de Sevilla culmina un año muy complicado para todos y para todo. Pero, a pesar de las dificultades del momento que vivimos, se ha cumplido el principal objetivo marcado en su día y recogido aquí, en ABC, hace 12 meses: “Año nuevo, zona nueva”.

Efectivamente, desde 2021 el recinto fiscal se amplía hasta un total de 1,2 millones de metros cuadrados, extendiéndose hacia el Parque Industrial del antiguo Astillero -sumando 45 hectáreas a las 77 actuales- gracias a la instalación de una moderna “fortificación electrónica”. Este vanguardista sistema de vallado perimetral -imprescindible para el control aduanero- supone en sí mismo una innovación tecnológica, basada en detectores láser de conducción inteligente de vehículos sin conductor.

El primer paso siguiente tenemos que orientarlo en la dirección de contribuir, en nuestro nivel, a la recuperación del empleo perdido a causa de la pandemia, utilizando y generando potencialidades añadidas. Y lo haremos garantizando plenamente as las empresas ya ubicadas las ventajas de su localización en el recinto a la vez que seguimos promocionando éste para atraer nuevas incorporaciones.

La Zona Franca de Sevilla crece

Y lo hace en unos suelos e instalaciones industriales de excelencia, ubicadas dentro de un perímetro cercado y vigilado con sistemas de alta tecnología, con accesos 24 horas y salidas controladas oficialmente en los dos parques ya consolidados. Ofrece suelo industrial a medida, a pocos metros del centro de la capital y muy próximos a los principales municipios del Área Metropolitana. Y ahora con conexión directa desde SE-40, A-4 y SE-30,y con el anillo ferroviario por el sur y por el norte, así como muelles propios. Como recinto fiscal especial ofrece la exención del pago de derechos de importación de mercancías, otras exoneraciones de impuestos y una provechosa regulación de tributos.

Todo ello con autorizaciones flexibles a corto y concesiones a medio y largo plazo de la Autoridad Portuaria. Y con el asesoramiento y acompañamiento del Consorcio durante la tramitación administrativa previa, con una atención cercana posterior para el cumplimiento de las condiciones aduaneras.

El Futuro

Nos quedan por abordar algunas metas pendientes de 2020 y se hará con la ambición que la ubicación y características de nuestra Zona Franca merece. Así, en la zona ahora ampliada se ubica, entre otros, un proyecto de más de 60 millones de euros solicitados por la Autoridad Portuaria al fondo “Next Generation” de la UE para crear un centro logístico de la energía eólica de la mano de GRI, Endesa y la Universidad de Sevilla.

Por otro lado, los Presupuestos Generales del Estado para 2021 contemplarán un crédito de 500.000€ para dos nuevas inversiones en infraestructura dentro de la Zona Franca: nuevos viales internos de comunicación y la urbanización de la zona sur del Parque Torre Cuéllar, dada su colmatación con las nuevas incorporaciones como Abengoa innovación, Ecoser innova…o grandes ampliaciones como la de Sevitrade.

También estamos en conversaciones previas con la SEPES (Entidad Estatal de Suelo) y con otras entidades públicas propietarias de suelo a fin de sondear nuevos espacios para cumplir con otro de los ejes de nuestro Plan Estratégico: acoger en “Zonas Francas abiertas” la producción que se genere a partir de la I.D.I del Parque Científico y Tecnológico de Cartuja.

Sin embargo, los retos del futuro más ambiciosos que habremos de afrontar vendrán de la mano de grandes entidades empresariales que se han mostrado interesadas, aquí y ahora, en ubicarse en nuestro recinto. Son iniciativas en ciernes que requerirán necesariamente para su concreción de la participación de las administraciones – que están demostrando, todas ellas, una gran predisposición- en una suerte de cooperación público-privada.

De las recibidas y actualmente en negociación -pendientes de los estudios de rigor para valorar su idoneidad y poder llegar a acuerdos- queremos destacar tres. Es pronto para dar nombres, pero provienen de diferentes orígenes y de distintos tipos de inversores, nacionales e internacionales. Las tres tienen denominadores comunes que, en caso de cristalizar, nos llevarían a añadir, si prosperan, a la Zona Franca de Sevilla una nueva apuesta tecnológica de futuro. Una apuesta acorde con las estrategias que habíamos diseñado desde el principio, integradas en los Planes Estratégicos de nuestro entorno urbano: un gran parque de fabricación de elementos (placas, baterías, instalaciones,etc) para la generación de energía alternativa solar y del hidrógeno, a sumar a la eólica presente.

Queda mucha travesía, pero hay que zarpar ya. Y solo soplan buenos vientos cuando se sabe el rumbo para llegar al destino. Partimos hacia una nueva escala. Feliz futuro.

ALFREDO SÁNCHEZ MONTESEIRÍN, Delegado Especial del Estado para la Zona Franca de Sevilla.

Deja una respuesta