El Delegado Especial del Estado para la Zona Franca de Sevilla ha adjudicado a TELEFÓNICA INGENIERÍA DE SEGURIDAD S.A.U. la “fortificación electrónica” de su ampliación por un importe de 100.000 euros y cinco meses de ejecución.

El Delegado Especial del Estado para la Zona Franca de Sevilla ha adjudicado a TELEFÓNICA INGENIERÍA DE SEGURIDAD S.A.U. la “fortificación electrónica” de su ampliación por un importe de 100.000 euros y cinco meses de ejecución.

El Delegado del Estado para la Zona Franca de Sevilla ha adjudicado hoy a TELEFÓNICA INGENIERÍA DE SEGURIDAD S.A.U. el contrato de suministro para la “fortificación electrónica” de los suelos que se incorporan al recinto fiscal tras la ampliación hacia el Parque Industrial de Astilleros. Por un importe de 100.000 euros y con un periodo de ejecución de cinco meses, el suministro consiste en instalar un sistema de seguridad para controlar los accesos no deseados y la gestión de amenazas mediante la detección de cualquiera intrusión en una fase temprana, para poder reaccionar con la suficiente antelación. La solución se realizará sobre muro de obra ya existente, en vallado metálico o mediante sistema de sujeción de sensores.

LA SOLUCIÓN TECNOLÓGICA ELEGIDA: LIDAR (LIGHT DETECTION AND RANGING O LASER IMAGING DETECTION AND RANGING)

El método tradicional de barreras físicas complementadas con patrullas de personas no es adaptable a las demandas de seguridad actuales y no da la respuesta anticipada necesaria. La evolución de la tecnología aplicada a la seguridad está dirigida a soluciones de detección perimetral de intrusos, para poder anticipar la señal de alarma y tener una mejor y más eficiente respuesta ante cualquier rotura del perímetro protegido.

Desde la Zona Franca se ha buscado una solución tecnológica que refuerce los sistemas ya existentes y se aplica mediante sensores que emiten rayos láser infrarrojos, una lente que recoja los haces de luz cuando rebotan y un chip o  sistema que procese todos esos datos hasta construir un mapa en    3d o 2d de la escena que hay delante del sensor,  detectando  al  intruso  y dando las órdenes adecuadas de actuación.

El recinto cuenta con una caseta de control de acceso con todos los elementos informáticos necesarios para el cumplimiento de las funciones de control fiscal, así como con cámaras perimetrales y otras infraestructuras, incluido vallado, y personal de seguridad contratado. Con este suministro se  consigue  el  objetivo  reutilizar  las  infraestructuras  existentes,  como el muro de obra ya existente en todo el perímetro salvo en un tramo que es metálico.  Y dispone de los elementos y tecnología que permiten al servicio de seguridad existente en la actualidad un control perimetral que fortifique el recinto y permite complementar la seguridad existente en la actualidad para mantener la integridad de los activos que el Consorcio posee en el recinto franco.

La instalación de los sensores se hará con soportes amurados y mástiles donde se instalarán los sensores. Se realizará una instalación de energía eléctrica en todo el recorrido del muro para la alimentación de los sensores LIDAR. El Centro de Control de Seguridad de Zona Franca de Sevilla será el encargado de recibir y registrar los avisos y alarmas provenientes del sistema de detección perimetral.

El sistema dispone de un sistema sinóptico que refleje los distintos segmentos del perímetro asegurado, sobre un plano con su localización y gestión de alarmas por colores, con un sistema de reportes de registros de incidencias y un gestor de notificación de incidencias.

Deja una respuesta