La US licita la planta de innovación industrial en la futura ampliación de la Zona Franca de Sevilla

La US licita la planta de innovación industrial en la futura ampliación de la Zona Franca de Sevilla

Por un importe de más de 2,3 millones, la obra de esta primera parte del proyecto de Centro de Innovación Universitaria estará en el primer semestre de 2021

Por un importe de más de 2,3 millones de euros, la Universidad de Sevilla ha licitado la redacción del proyecto y ejecución de la obra de la planta piloto industrial asociada al Centro de Innovación Universitario que irá en los terrenos de la futura ampliación de la Zona Franca de Sevilla, en el Polígono Astilleros. Se trata de una de las partes de un proyecto que cuenta con financiación del programa europeo Interreg (21 millones de inversión global) y que tiene que estar terminado el 31 de diciembre del año próximo. Junto a esta planta piloto, la Universidad de Sevilla construirá también en el Polígono Astilleros un edificio nuevo para el citado centro de innovación.

La planta piloto irá ubicada en 4.000 metros cuadrados de una nave cuya concesión administrativa es de GRI Towers, empresa relacionada con la construcción de grandes estructuras eólicas. La Autoridad Portuaria de Sevilla ya publicó el 14 de mayo en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la modificación de dicha concesión administrativa. En un par de semanas, el Consejo de Administración del Puerto aprobará, por un lado, la renuncia de GRI a esa parte del espacio y, por otro, el convenio con el Rectorado de la US que formalizará la ocupación de esos suelos portuarios para los nuevos usos como planta piloto.

Una vez solventados estos trámites administrativos, la Universidad de Sevilla ya tendría vía libre para empezar a dar forma a la primera parte de su Centro de Innovación. Las ofertas para construir la planta se podrán presentar hasta el próximo 21 de julio. Este mismo jueves, 16 de julio, la Universidad de Sevilla organizará una visita a la nave con las empresas interesadas en este proyecto. La previsión es que la obra está terminada en el primer semestre de 2021 para así “instalar la maquinaria de los retos resueltos el próximo mes de enero con las empresas”, apostillan fuentes universitarias. Esa maquinaria estará compuesta por sistemas robóticos, herramientas y “demás subprocesos de fabricación que permitan instalar una planta piloto para el sector metalúrgico de grandes estructuras metálicas”, según reza la información pública de la licitación.

De hecho, el proyecto del Centro de Innovación de la Universidad en la inminente ampliación de la Zona Franca de Sevilla hacia el Polígono Astilleros pretende ser el punto donde el tejido investigador y el productivo se encuentren para buscar soluciones innovadoras a los retos de la industria del futuro. En este caso concreto, se buscan nuevas tecnologías de soldadura industrial, nuevos materiales y soluciones para empresas del sector metalúrgico. Además del papel de transferencia del conocimiento, el Centro de Innovación busca ser un motivo por el que nuevas empresas escojan Sevilla para invertir.

La Universidad de Sevilla ya seleccionó los 20 retos a los que tendrán que responder ocho empresas y entidades de muy diversa índole. Las empresas seleccionadas se comprometieron a ocupar parte de las instalaciones, a desarrollar los trabajos de investigación junto con los grupos de la Hispalense y a formar a un doctorando en una tesis de carácter industrial.

Fuente: Andalucía Información

Deja una respuesta