Un sistema tecnológico innovador de fortificación mediante sensores para vallar la ampliación de la Zona Franca de Sevilla

Un sistema tecnológico innovador de fortificación mediante sensores para vallar la ampliación de la Zona Franca de Sevilla

Esta tecnología se aplica mediante sensores que emiten rayos láser infrarrojos, una lente que recoja los haces de luz cuando rebotan y un chip o sistema que procese todos esos datos hasta construir un mapa en 3D o 2D de la escena que hay delante del sensor, detectando al intruso y dando las órdenes adecuadas de actuación

La ampliación de la Zona Franca de Sevilla, que se convierte en la de mayor extensión de España, está autorizada desde hace meses y será una realidad en los planos cuando se acometa el vallado del nuevo recinto, que incluye el polígono Astilleros. Como establece la propia Orden Orden 546/2019 del Ministerio de Hacienda, “la ampliación de la Zona Franca de Sevilla entrará en funcionamiento desde la fecha en que se haya completado el cierre perimetral”.

Esta intervención consistiría en la construcción de un cerramiento perimetral de nueva planta, así como la adecuación de los existentes en Torrecuéllar y los viales de acceso y cajón de maniobras de vehículos. Trabajos presupuestados en más de medio millón de euros, en concreto 539.202,15 euros, según el proyecto planteado por el Puerto de Sevilla.

El elevado importe del presupuesto de gasto presentado para poder ejecutar el proyecto que plantea Puerto de Sevilla impulsó al Delegado Especial de la Zona Franca a buscar alternativas en el estudio de soluciones tecnológicas que permitan alcanzar el objetivo planteado: afianzar la seguridad del área ampliada de la Zona Franca toda vez que en la actualidad todo el perímetro se encuentra vallado y claramente delimitado, faltando asegurar que las posibles intrusiones en el recinto sean detectadas y se permita actuar al personal de seguridad de manera temprana.

LA SOLUCIÓN TECNOLÓGICA BUSCADA – LIDAR (Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging)

El método tradicional de barreras físicas complementadas con patrullas de personas no es adaptable a las demandas de seguridad actuales y no da la respuesta anticipada necesaria. La evolución de la tecnología aplicada a la seguridad está dirigida a soluciones de detección perimetral de intrusos, para poder anticipar la señal de alarma y tener una mejor y más eficiente respuesta ante cualquier rotura del perímetro protegido.

Por tanto, desde la Zona Franca se ha buscado una solución tecnológica que refuerce los sistemas ya existentes. El recinto cuenta con una caseta de control de acceso con todos los elementos informáticos necesarios para el cumplimiento de las funciones de control fiscal, así como con cámaras perimetrales y otras infraestructuras, incluido vallado, y personal de seguridad contratado. El objetivo es poder reutilizar las infraestructuras existentes, como el muro de obra ya existente en todo el perímetro salvo en un tramo que es metálico.

Existe una solución tecnológica en el mercado denominada LIDAR: Esta tecnología se aplica mediante sensores que emiten rayos láser infrarrojos, una lente que recoja los haces de luz cuando rebotan y un chip o sistema que procese todos esos datos hasta construir un mapa en 3D o 2D de la escena que hay delante del sensor, detectando al intruso y dando las órdenes adecuadas de actuación

Resulta necesario disponer de los elementos y tecnología que permitan al servicio de seguridad existente en la actualidad un control perimetral que fortifique el recinto y permita complementar la seguridad existente en la actualidad para mantener la integridad de los activos que el Consorcio posee en el recinto franco. Es por ello por lo que también el sistema ha de disponer de un sistema sinóptico que refleje los distintos segmentos del perímetro asegurado, sobre un plano con su localización y gestión de alarmas por colores, con un sistema de reportes de registros de incidencias y un gestor de notificación de incidencias.

La instalación de los sensores se hará con soportes amurados mástiles donde se instalarán los sensores. Se realizará una instalación de energía eléctrica en todo el recorrido del muro para la alimentación de los sensores LIDAR. El Centro de Control de Seguridad de Zona Franca de Sevilla será el encargado de recibir y registrar los avisos y alarmas provenientes del sistema de detección perimetral.

Centro de Control de Seguridad de Zona Franca de Sevilla

COSTES

La solución propuesta pata fortificar Zona Franca de Sevilla se puede encontrar en el mercado, instalada y certificada, en unos 100.000 €, conectada con el sistema de seguridad actualmente existente, lo que supone cinco veces menos del dinero presupuestado.

La propuesta fue dada a conocer por el Delegado Especial del Estado para la Zona Franca de Sevilla en el Pleno que presidió el Alcalde de Sevilla, Juan Espadas, en el Salón Colón el pasado día 3 de septiembre. La licitación se hará efectiva en este mismo mes, en cuanto la obra pase la tramitación reglamentaria de la Autoridad Portuaria.

Deja una respuesta